También

¿Qué tipo de cuidados necesita una orquídea después del trasplante? Instrucciones y consejos paso a paso para solucionar problemas


La orquídea es una flor de interior lujosa que requiere un cuidado adecuado y un trato reverente. Tarde o temprano, para un crecimiento normal y una floración activa, la planta debe ser trasplantada. Por lo general, este procedimiento debe realizarse cada 2-3 años.

En este artículo, se familiarizará con las reglas que deben seguirse después de trasplantar una flor, y aprenderá a cuidarla durante este período.

¿Qué le pasa a la planta?

Trasplantar una flor a otra maceta es estresante para la planta... Debido a esto, puede doler, arrojar sus hojas e incluso dejar de crecer. La tarea del florista es ayudar a la planta a adaptarse a un nuevo lugar.

¡Importante! La orquídea es una planta muy caprichosa, por lo tanto, durante el período de adaptación, es necesario prestarle mucha más atención.

Después del trasplante, debe controlar cuidadosamente el estado de la flor: cuide y cuide las hojas y la tierra nueva. No debe exagerar con "tutela": en este momento, la orquídea necesita descanso y riego moderado.

Pasos de cuidado básico

Durante el período de "acostumbrarse" a la planta a un nuevo lugar, el cultivador debe seguir unos sencillos pasos:

  1. Coloque la orquídea a la sombra, lejos de la luz solar directa, durante 8-10 días. La temperatura en la habitación donde se encuentra la belleza del hogar no debe exceder los 20 grados centígrados.
  2. Si la planta está experimentando un "movimiento" favorable, se puede regar inmediatamente. Pero, lo mejor de todo, espere 4-5 días y solo entonces sature el suelo con humedad. El riego se puede realizar no antes de 2 semanas después.
  3. Para una alimentación adicional, debe preparar una mezcla de nutrientes: agregue varios oligoelementos útiles (por ejemplo, potasio y nitrógeno) al agua hervida. Luego sumerja la maceta en la mezcla y manténgala en ella durante media hora. Para obtener el mejor efecto, se recomienda rociar las hojas con este líquido. Repita el procedimiento no antes de 20 días después.

¿Por qué puede haber problemas y cuáles son?

Dado que la orquídea es una planta muy delicada, en caso de violación de las reglas de cuidado, pueden ocurrir los siguientes problemas:

  • letargo y aparición de color amarillento en las hojas;
  • suspensión del crecimiento;
  • la complejidad del crecimiento del sistema radicular.

Considere cómo se resuelven los problemas asociados con la atención inadecuada después del trasplante.

Instrucciones paso a paso: ¿cómo cuidar en casa?

Pasos de acción

  1. Proporcione a la planta un ambiente confortable.
  2. Controle el estado del suelo: riegue y fertilice la flor a tiempo.
  3. Cuida bien las hojas y las raíces.

Contenido

La salud de una orquídea depende directamente de las condiciones de su mantenimiento.... Para un crecimiento máximo y una floración activa, se requieren varias reglas:

  • No deje la flor a la luz solar directa. La luz debe ser difusa.
  • En primavera y verano, en épocas de fuerte actividad solar, lo mejor es pegar una película mate en la ventana, que protegerá a la planta de las quemaduras.
  • La falta de luz afecta negativamente la salud de la orquídea, por lo tanto, en caso de falta de luz natural, se debe recurrir a la ayuda de una artificial.

Regando

La orquídea necesita un riego moderado.: no tolera el estancamiento de la humedad en las raíces. Durante la floración, la planta requiere una humedad más intensa.

La frecuencia y la cantidad de riego dependen directamente de la temporada:

  • En invierno la planta no necesita humedad, por lo que debe regarse muy raramente y con mucho cuidado.
  • En verano la orquídea requiere riego 2-3 veces a la semana. Esto debe hacerse correctamente: llene el recipiente con agua hervida o sedimentada, coloque una maceta con una flor y manténgala en ella durante 15-20 minutos. Después, deje que la humedad se drene y devuélvala a su lugar.

El mejor vestido

La planta debe fertilizarse cuando está en la fase de crecimiento no más de una vez cada 20 días.

¡Atención! Para una orquídea, solo el fertilizante destinado a esta especie es adecuado. ¡Lea atentamente las instrucciones para no arruinar la flor!

El suelo de la planta también necesita cuidados.: debe lavarse una vez a la semana para evitar el exceso de sales minerales. Si el productor tiene la oportunidad de cambiar el suelo anualmente, los fertilizantes pueden abandonarse por completo.

¿Qué hacer si la planta está letárgica, amarilla, bajo qué condiciones florecerá?

Cruz de caballo

Hay varias razones por las que una planta puede marchitarse después de ser trasplantada:

  • violación de la integridad del sistema de raíces durante el trasplante;
  • pudrirse o secarse las raíces debido a un riego inadecuado;
  • falta de aire para las raíces;
  • luz solar directa sobre las hojas de la flor;
  • el uso de fertilizantes inapropiados o su exceso;
  • la aparición de plagas.

Cómo salvar una planta de la muerte:

  1. Si se viola la integridad del sistema de raíces, la maceta debe retirarse a un lugar fresco y oscuro durante un par de horas y luego colocarse en un recipiente con agua hervida tibia durante exactamente una hora. Después de los procedimientos, retire la planta en su lugar.
  2. El secado de las raíces se elimina mediante un riego moderado de la orquídea.
  3. Para resolver el problema de la falta de aire, debe crear agujeros adicionales en las paredes de la olla con una aguja de tejer caliente.
  4. Si la orquídea está expuesta a la luz solar directa, debe mover la maceta inmediatamente a un lugar "seguro".
  5. Desafortunadamente, el proceso de pudrición de la raíz se elimina solo mediante el trasplante. Antes de mover la flor a una nueva maceta, debe examinar cuidadosamente las raíces y cortar las que tienen tiempo de pudrirse (son negras o marrones). El corte debe desinfectarse con canela o carbón activado triturado.
  6. En la lucha contra las plagas, ayudará una herramienta especial, que se vende en cualquier floristería.

Las hojas se vuelven amarillas

Puede haber varias razones por las que las hojas se vuelven amarillas.:

  • Luz solar directa;
  • temperatura ambiente inadecuada (demasiado baja para una orquídea);
  • borradores;
  • riego insuficiente o excesivo de la planta.

  1. Lleve el régimen de temperatura al estado óptimo para la flor o muévalo a otro lugar más cómodo.
  2. Para proteger la planta de la exposición directa al sol, una pegatina de vidrio mate o moverla a un alféizar con sombra ayudará.
  3. El sistema de raíces ayudará a ajustar el régimen de riego: las raíces de una planta sana, en un ambiente húmedo, tienen un color verde brillante y en un ambiente seco, son de un verde plateado. Debe haber agujeros en el fondo de la olla para drenar el exceso de humedad.

No florece

Si la orquídea ha dejado de florecer, preste atención a irse: es posible que esté haciendo algo mal. Posibles razones:

  • régimen de temperatura inadecuado;
  • sobreabundancia o falta de iluminación en la habitación;
  • riego excesivo.

¿Cómo se puede resolver este problema? Qué hacer:

  1. Estimula la floración con productos químicos especiales.
  2. A veces, para comenzar el proceso de floración, la orquídea necesita organizar el "estrés": lleve la maceta a una habitación fría (no inferior a +15) por la noche y luego llévela a una habitación cálida. También puede intentar arreglar una sequía: riegue la planta durante 3-4 días. Y luego deje de regar durante 2 semanas. El resultado no tardará en llegar.
  3. La flor ama mucha luz difusa. Ajuste la iluminación a los parámetros deseados.

Aunque la orquídea es una flor muy caprichosa, ¡no debes tener miedo de trasplantarla! Con el cuidado adecuado y el cumplimiento de todas las reglas anteriores, se arraigará fácilmente en una nueva olla y brillará con colores brillantes.


Ver el vídeo: 7 Razones por las que MUEREN tus ORQUIDEAS. Orquiplanet (Mayo 2021).