También

¿Qué hacer si las raíces de una orquídea se han podrido: cómo eliminar las causas y reanimar la planta?


A través de las raíces de la planta, reciben los nutrientes, la humedad, necesarios para la vida y el desarrollo.

Por lo tanto, sus enfermedades conducen rápidamente a la muerte del cuerpo. En las orquídeas, las raíces están muy podridas. Si se detecta una enfermedad, es necesario tomar medidas médicas rápidamente.

Este artículo describe cómo salvar una orquídea que tiene raíces podridas y cómo tratarla para que no se pudra.

¿Por qué se pudre y por qué es peligroso?

La pudrición de la raíz se asocia con un cuidado inadecuado. Las condiciones de detención desfavorables conducen al desarrollo de hongos y bacterias en las raíces. Penetran la membrana protectora y destruyen las células internas. Una leve interrupción del cuidado y daño a las raíces pequeñas es suficiente para que la enfermedad comience a extenderse por todo el sistema radicular.

Si no ayuda a la orquídea, la pudrición destruirá todo el sistema de raíces, esto causará la muerte de la mascota verde. Para salvar la planta, es necesario eliminar la causa de la enfermedad y realizar una medida terapéutica.

Con una inmunidad débil a las orquídeas, la pudrición puede destruir completamente las raíces en unos pocos días. Por tanto, cuando se detecta, se deben llevar a cabo medidas terapéuticas de forma urgente.

Cuidado inadecuado

La pudrición de la orquídea puede ser causada por varias razones:

  • Exceso de riego conduce a un deterioro en la respiración de las raíces, mueren, aparece la podredumbre. La pudrición se extiende gradualmente a órganos grandes.
  • Falta de sol reduce la necesidad de humedad de la planta, lo que conduce a las mismas consecuencias que el desbordamiento.
  • Sustrato denso perjudica la respiración de la raíz, al igual que el riego excesivo. Cualquier mezcla se endurece con el tiempo, lo que conduce a la aparición de descomposición.
  • Quemadura química implica daño a la cáscara de la raíz. Es consecuencia de un aumento de la concentración de fertilizantes minerales en la solución fertilizante.
  • Daño mecánico a las raíces. debido a las caídas, las plagas provocan la muerte de una parte del sistema radicular y "abren la puerta" a las infecciones.

Para salvar la orquídea, es necesario eliminar la causa de la pudrición:

  1. reorganice la planta en un lugar brillante y seguro;
  2. reducir el riego;
  3. cambiar el sustrato de manera oportuna;
  4. adhiérase a la dosis al diluir fertilizantes.

De lo contrario, las medidas terapéuticas no ayudarán.

Enfermedades

Los hongos y las bacterias causan podredumbre, pero solo atacan a las plantas si se han violado las condiciones de detención. Las infecciones por hongos se asocian más comúnmente con la transfusión, especialmente cuando hay falta de iluminación.

Al regar, la humedad ingresa al velamen, pero no es absorbida por el exodermo. Se crea un ambiente favorable para el desarrollo de hongos. Algunas especies tardan tan solo seis horas en comenzar a devorar la raíz. El micelio crece en todos los órganos de la orquídea, penetra en el tallo y las hojas.

Muchas esporas de hongos en descomposición nos rodean. Pertenecen a la flora natural del suelo. Sin desbordamiento, la mayoría de los organismos fúngicos son inofensivos. Solo el exceso de humedad los hace peligrosos.

¿Cómo saber que los rizomas han comenzado a deteriorarse y que se necesita reanimación?

Los problemas del sistema de raíces afectan a toda la planta. La pudrición de la raíz puede sospecharse por los siguientes signos:

  • las hojas se vuelven amarillas, se cubren de manchas marrones, se vuelven letárgicas y mueren una a una;
  • los capullos y las flores se caen rápidamente;
  • el tallo se tambalea mucho cuando se mueve la olla.

Cuando aparecen estos síntomas, debe verificar el estado del sistema raíz. Para hacer esto, la planta se retira de la maceta y se examina:

  • Las raíces sanas son de color blanquecino o verdoso y tienen una textura elástica densa.
  • La pudrición conduce a un cambio de color y densidad. Las raíces se vuelven negras o marrones y se arrugan fácilmente cuando se presionan. Si pasa los dedos a lo largo de la raíz, las manos se ensuciarán en la masa negro-marrón, y solo la vena interna, que parece un hilo, quedará de la raíz.

Una fotografía

A continuación, verá cómo se ven las raíces en descomposición:




¿Cómo reanimar gradualmente una flor comprada que muere?

Se considera más a fondo cómo salvar una orquídea, si todas sus raíces están podridas, es posible hacer esto y qué hacer al respecto. Incluso si el sistema de raíces está completamente podrido, la planta se puede salvar. El primer paso es eliminar las raíces enfermas. Esto se hace en varias etapas.

Retirar el sustrato

  1. Para quitar el sustrato, la orquídea se saca de la maceta.
  2. Agite suavemente la planta hasta que se desprendan grumos grandes.
  3. Los residuos se eliminan con agua.

Lavado subterráneo

Antes del procedimiento, las raíces se colocan en un recipiente con agua durante 10-15 minutos. Después de eso, puede proceder a la eliminación final del sustrato:

  1. La orquídea es tomada por el tallo para que las raíces permanezcan en la cuenca.
  2. Los dedos de la segunda mano se colocan entre las raíces y se mueven suavemente, empujando ligeramente las raíces trenzadas.
  3. Las piezas pequeñas se lavan con una ducha. Para hacer esto, debe ajustar la presión del chorro para que no rasgue las raíces, sino que limpie la suciedad.

Algunas raíces pueden dejar algo de sustrato después del lavado. No se puede quitar con las manos. Todo lo que no haya sido eliminado por un chorro de agua queda.

Eliminando raíces enfermas

¿Qué hacer con las raíces podridas? Todas las raíces podridas se eliminan con unas tijeras de podar o un cuchillo afilado:

  1. El corte se realiza en tejido vivo, al menos 3 cm por encima del sitio de la lesión.
  2. Después de la poda, la orquídea se deja en el aire durante al menos 2-3 horas para que sanen las áreas dañadas.
  3. Una herida seca se trata con carbón activado triturado, ceniza de madera o canela molida. Esto evitará que la infección ingrese al área dañada.

Después de la poda, la orquídea se puede revivir inmediatamente en un invernadero o de otras maneras, pero es mejor usar un procesamiento adicional primero.

Tratamiento con estimulantes del crecimiento


La pudrición siempre está asociada con la aparición de un hongo, por lo tanto antes de plantar, las raíces se tratan dos veces, con un descanso de una semana. Puede ser usado:

  • Tolclofosmetil.
  • Boscalid.
  • Pencycuron.

Además, se agrega ácido succínico a la solución con cada remojo, Epin o Zircon, una vez cada 2-3 semanas.

Mientras se realiza el tratamiento antifúngico, la flor no se planta en el sustrato. Para evitar que el sistema de raíces se seque, se rocía periódicamente con una botella rociadora. Se puede agregar ácido succínico al agua, 1 tableta por litro de agua, es un estimulante del crecimiento natural y seguro.

Al revitalizar sin sustrato, puede combinar la germinación de raíces y el tratamiento con fungicidas y bioestimulantes.

¿Qué hacer para salvar la planta en casa, si todas las raíces están podridas, pero quedan hojas lentas?

¿Qué pasa si inundó la planta y no notó que las raíces comenzaron a pudrirse, pero se pudrieron por completo y solo quedó la salida? En este caso, antes de plantar en el sustrato, es necesario proporcionar a la orquídea condiciones especiales para que pueda restaurar el sistema de raíces al menos parcialmente. De lo contrario, las posibilidades de supervivencia de la planta son mínimas. Sin raíces, los hongos del suelo comenzarán a infectar el tallo y las hojas (¿por qué se pudre una hoja de orquídea?). Se utilizan varios métodos para la germinación, la elección depende del estado de la flor de interior.

En el invernadero

Para restaurar orquídeas que tienen raíces completamente podridas, se usa un invernadero de ventana. Puede hacerlo usted mismo. Es necesario hacer un marco en forma de caja profunda y cubrirlo con polietileno en cinco lados. La parte inferior se deja abierta.

Cuando necesita cuidar una orquídea enferma, se levanta la caja, se llevan a cabo medidas terapéuticas y se vuelven a colocar.

Para muestras pequeñas, puede crear un invernadero a partir de cualquier recipiente transparente:

  • una botella de plastico;
  • tapas de pasteles;
  • jarras de vidrio.

La creación de un efecto invernadero aumenta en gran medida las posibilidades de supervivencia de la planta. El aire cálido y húmedo estimula la formación de raíces, pero evita que la humedad se acumule en el velamen.

Una orquídea enferma se planta en un recipiente especial lleno de arcilla expandida de 2-3 cm, rociada con musgo en la parte superior. El sustrato se rocía periódicamente desde una botella de spray. Para aumentar la humedad, puede colocar un recipiente con agua al lado de la planta afectada. La orquídea se mantiene en un invernadero hasta que aparecen raíces de 4-5 cm, generalmente 2-3 semanas.

El método de invernadero da los mejores resultados en la restauración del sistema radicular.

Sin invernadero

Si no hay un invernadero, las raíces se han podrido por completo y solo quedan hojas, entonces puede intentar salvar la planta en condiciones de interior:

  1. Para hacer esto, use un recipiente profundo: un frasco o vaso con un fondo estrecho. Se vierte agua hervida o destilada, en la que se arroja una tableta de carbón activado.
  2. Coloca la flor en un recipiente.
  3. El nivel de líquido se ajusta para que llegue al cuello de la raíz de la roseta.
  4. La orquídea se mantiene por encima del agua durante 10 horas, después de lo cual se planta en un recipiente con musgo.

La flor se rocía todos los días hasta que broten las raíces.

Te ofrecemos ver un video sobre la reanimación de una orquídea cuyas raíces se han podrido trasplantándola a un recipiente con agua:

Plantando en un sustrato regular

Si la orquídea tiene al menos unas pocas raíces de 3-5 cm, se puede plantar inmediatamente en un sustrato con una corteza grande. Hasta que la belleza se vuelva más fuerte, necesita una maceta pequeña, de 8 cm.

¿Cómo cuidar de mantener?

Cuando se revitalizan de alguna manera, las plantas cuentan con condiciones ambientales ideales: doce horas de luz diurna, iluminación difusa y una temperatura del aire de 20 a 27 grados. Durante la restauración del sistema radicular:

  1. Reduzca la cantidad de nitrógeno en el aderezo.
  2. Si la flor no tiene suficiente humedad y las hojas pierden su turgencia, se rocían.
  3. Proporcione riego regular, pero escaso.

En un ambiente favorable, la orquídea comenzará a echar raíces casi inmediatamente después del trasplante. Las flores pequeñas restaurarán el sistema de raíces en 2-3 meses, los especímenes grandes necesitarán alrededor de seis meses. Hasta que se restaure la salud de la planta, no crecerá ni florecerá.

Prevención del deterioro

Para evitar la pudrición repetida de la raíz, es suficiente crear condiciones favorables para la flor:

  • temperatura 20-27 grados;
  • buena iluminación;
  • riego moderado;
  • Sustrato bien ventilado.

No es necesario tomar medidas preventivas adicionales.

Las plantas acumulan nutrientes en:

  • raíces;
  • tallos;
  • sale de.

Le recomendamos que consulte nuestros otros artículos sobre qué hacer con una flor si el núcleo, la hoja de la orquídea se pudre y cómo reconocer y tratar el fusarium.

Pueden recuperarse incluso después de un daño severo en cualquier órgano. Sin embargo, no abuse de la vitalidad de las orquídeas. La revitalización es un proceso largo y complejo. Hasta que la planta no se fortalezca, no se deleitará con las flores.


Ver el vídeo: 7 Razones por las que MUEREN tus ORQUIDEAS. Orquiplanet (Mayo 2021).