También

Características del uso de zanahorias con hepatitis B. Beneficios y daños, recetas de platos permitidos para una madre joven.


Al amamantar, es importante controlar la dieta, ya que todas las sustancias absorbidas durante la digestión pasan a la leche de una madre lactante. La nutrición debe ser equilibrada. La falta de ciertas vitaminas y minerales puede provocar una deficiencia de vitaminas en el bebé, mientras que un exceso a menudo conduce a alergias.

Las verduras y frutas de color rojo están limitadas en la dieta de una madre lactante, ya que dichos alimentos contienen alérgenos a los que algunos recién nacidos son sensibles. Es posible verificar qué tan propenso es un niño a las alergias solo por experiencia, usando alimentos alergénicos en la dieta con precaución.

Vegetal de raíz de naranja como factor de riesgo para la hepatitis B

El tubérculo es rico en vitaminas, por ejemplo, contiene:

  • vitaminas C, B1, B2;
  • ácidos nicotínicos, pantoténicos;
  • sales de magnesio, calcio, sodio, manganeso, fósforo.

Asimismo, el fruto es rico en sustancias biológicamente activas, de las que conviene aislar el caroteno, responsable del característico pigmento anaranjado. Y dado que las zanahorias contienen una cantidad máxima (cuatro veces más que en el tomate), es el exceso de esta sustancia lo que afecta negativamente la salud de la madre y del bebé. Las consecuencias de una sobredosis son alergias y carotenemia.

Los beneficios y daños del producto.

El consumo regular de zanahorias frescas tiene un efecto tónico general en el cuerpo., que tiene un efecto particularmente beneficioso sobre el equilibrio agua-sal, el metabolismo, la eliminación de toxinas, toxinas y carcinógenos, aumento de la inmunidad, capacidad regenerativa de las células de la piel. Para las madres lactantes, se enfatiza la propiedad lactogónica de las zanahorias: el cultivo de raíces estimula la producción de leche materna.

Las zanahorias son especialmente útiles como sustancia pigmentaria. El betacaroteno tiene un efecto integral en el cuerpo.

  1. Inmunidad... Por sus propiedades inmunoestimulantes y cicatrizantes, es una medida preventiva para combatir el cáncer. En presencia de tales enfermedades, ralentiza significativamente la división de las células tumorales.
  2. El sistema cardiovascular... Reduce los niveles de colesterol en sangre, normaliza la presión arterial, restaura la elasticidad vascular y la integridad capilar. Debido a esto, se estimula la circulación sanguínea en el cerebro, lo que reduce el riesgo de accidente cerebrovascular y previene la aparición de venas varicosas. Normaliza los niveles de azúcar en sangre.
  3. Digestión... Elimina sustancias nocivas del cuerpo, ayuda a la peristalsis, restaura la microflora intestinal.
  4. Visión... Mejora la agudeza visual, previene enfermedades oculares, previene el enturbiamiento de la córnea. En presencia de glaucoma o cataratas, ralentiza su desarrollo.
  5. Sistema esquelético... La queratina fortalece el tejido óseo, previene las enfermedades asociadas con el adelgazamiento de los huesos.
  6. Cosmetología... Esencial para restaurar la salud del cabello y la piel. El betacaroteno interviene en la regeneración de la dermis y la protección de los efectos nocivos de la radiación ultravioleta. También útil para dientes y encías, previene la inflamación de las mucosas y fortalece el esmalte. La participación en el metabolismo de los carbohidratos ayudará a mantener su figura en forma, evitando la deposición del exceso de grasa.
  7. Producción de vitamina A... La ingesta de betacaroteno en el cuerpo es la primera etapa para obtener vitamina A, por lo que esta sustancia se llama provitamina, un precursor. Si es necesario, el cuerpo la procesa en vitamina A. Su ingesta regular en el cuerpo es de vital importancia, ya que esta provitamina está contenida solo en los tejidos vegetales, el cuerpo por sí mismo no puede sintetizarla.

¡El betacaroteno (provitamina A) y el retinol (vitamina A) son dos sustancias diferentes!

Las contraindicaciones para el uso de betacaroteno, a diferencia del retinol, prácticamente no existen., ya que una sobredosis con provitamina A es imposible. En el proceso de procesamiento, 12 de las 13 moléculas de betacaroteno se dirigirán para un uso específico, y solo una se depositará en el hígado y la capa grasa de la epidermis para su posterior conversión.

Pero la ingesta simultánea de una cantidad suficiente de alimentos que contienen betacaroteno y vitamina A sintetizada puede tener consecuencias graves de sobredosis. Entre ellos se encuentran las cualidades positivas reducidas al signo menos. Estos son fragilidad de los huesos, sequedad e irritación de la piel, caída del cabello, debilitamiento de los dientes.

El mayor peligro de una sobredosis de retinol durante el embarazo, ya que el retinol, al entrar en estrecha interacción con las proteínas del ADN, interrumpe su secuencia, lo que conduce a abortos espontáneos y cambios genéticos irreversibles en el feto.

Contraindicaciones

Pero aún Existe un grupo de riesgo limitado en el uso de este tubérculo principalmente medicinal.:

  1. Esto incluye a los fumadores, ya que el betacaroteno convertido en vitamina A en combinación con la nicotina es un riesgo directo de cáncer de pulmón.
  2. Se debe tener precaución durante el período de exacerbación de la úlcera gástrica y la úlcera duodenal.
  3. Además, las zanahorias están contraindicadas para personas con intolerancia individual.

¿Puede una madre lactante comer zanahorias crudas, hervidas y fritas?

La restricción de la dieta durante la lactancia es una práctica médica estándar basada en identificar la sensibilidad de un recién nacido a varios alimentos. Si es posible, se excluyen o limitan los alimentos alergénicos, incluidas las zanahorias debido a su alta pigmentación.

¿Es posible comer zanahorias en los primeros meses de la hepatitis B? El cultivo de raíces debe introducirse en la dieta de la madre de forma gradual y en pequeñas dosis., especialmente en el primer mes después del parto. Los nutricionistas recomiendan consumir no más de 250-300 gramos de zanahorias por día, esto será suficiente para obtener la porción necesaria de vitaminas, y esta cantidad no es crítica para las alergias. Las zanahorias crudas se incluyen en la dieta no antes de los seis meses a partir de la fecha de nacimiento.

El betacaroteno es una sustancia liposoluble y térmicamente inestable. Cuando se agrega a las grasas de zanahoria como la crema agria y el aceite vegetal, se absorberá mejor. Con el procesamiento térmico, hirviendo o friendo, su cantidad disminuirá.

Se permite el uso de zanahorias hervidas como guarnición desde los primeros días de lactancia. Si las zanahorias se saltean, se aplica el límite de trescientos gramos.

Las madres en el primer mes de alimentación deben abandonar por completo el jugo de zanahoria. Además de ser rica en betacaroteno, esta bebida es rica en ácido ascórbico, que también es alergénico.

Consecuencias del exceso y la falta de betacaroteno y vitamina A

Con el consumo constante de zanahorias más de lo normal, el cuerpo de la madre está sobresaturado con betacaroteno. En este caso, la pigmentación de la piel se altera y aparece hipercarotenemia. Esta enfermedad es inofensiva y no contagiosa. Síntomas de sobredosis de betacaroteno: coloración amarillenta de la piel, especialmente alrededor de las palmas, los codos y los pies. Las indicaciones son similares a la ictericia, hepatitis A, por lo tanto, si está presente, debe consultar a un médico para obtener un diagnóstico.

La deficiencia de vitamina A, producida a partir del betacaroteno, se caracteriza por "ceguera nocturna" en la madre, deterioro de la calidad de la visión al atardecer y al anochecer. Entre los indicadores, uñas y cabello quebradizos, también se puede distinguir la piel seca. Para un niño, la falta de betacaroteno y retinol es mucho más peligrosa y se expresa en retraso del crecimiento. Si falta betacaroteno en la leche materna, será difícil reponerlo en el cuerpo del bebé en el futuro.

Durante el período de alimentación complementaria con lactancia materna continua Las zanahorias en forma de puré de papas se introducen en la dieta no antes del séptimo mes., es decir, después de la introducción de la manzana. El jugo de raíz se introduce un poco más tarde, se diluye uno a uno con agua hervida. La norma de vitamina A para niños de hasta seis meses es 400 mcg., A la edad de siete a doce: 500 mcg. Con un aumento del parámetro superior a 600 μg. el retinol se vuelve tóxico para el bebé.

Recetas de verduras frescas

Además de las zanahorias hervidas y fritas, los nutricionistas recomiendan introducir ensaladas de tubérculos y jugos de verduras en el menú de una madre lactante a partir del segundo mes de vida del bebé.

Cóctel nutritivo

Ingredientes:

  • 1 zanahoria grande
  • 1 plátano (no demasiado maduro)
  • 1 manzana verde.

Preparación y consumo:

  1. Primero pela la manzana.
  2. Picar y mezclar frutas y verduras en una licuadora, agregar 100 ml si es necesario. agua. o beber yogur.

Ensalada ligera

Ingredientes:

  • 2 zanahorias
  • 1 manzana verde;
  • 2 pepinos;
  • 1 cucharada aceite de oliva.

Preparación y consumo:

  1. Primero pela la manzana.
  2. Rallar las zanahorias y la manzana, cortar el pepino en rodajas finas.
  3. Sazone la ensalada con aceite de oliva.

Dichos platos para la madre reemplazarán perfectamente la merienda y no causarán alergias ni trastornos intestinales en el niño.

Alergia en un niño: ¿cómo se manifiesta y qué hacer?

Con el uso incorrecto del tubérculo por parte de la madre o la introducción incorrecta en alimentos complementarios el bebé puede tener una diátesis alérgica... Sus síntomas:

  • enrojecimiento de la piel;
  • erupciones acuosas rojas localizadas en las mejillas del bebé;
  • inflamación alrededor de los ojos, conjuntivitis;
  • encías hinchadas

Ante los primeros signos, se debe eliminar de la dieta un posible alérgeno para evitar la aparición de shock anafiláctico y consultar a un médico. Después de las pruebas, el alergólogo identificará la causa de la enfermedad y recetará medicamentos.

El uso de zanahorias sirve como prevención de enfermedades del sistema inmunológico, digestivo y cardiovascular., su presencia en la dieta es obligatoria dentro de límites aceptables. Al amamantar, no debe renunciar al cultivo de raíces. Ajustar la dieta de una madre lactante ayudará a evitar sobredosis y alergias.


Ver el vídeo: HÍGADO SANO Qué Comer Si Tengo Hepatitis Aguda? (Mayo 2021).