También

Nota para los residentes de verano: ¿por qué las plántulas de tomate se vuelven amarillas?


El problema del amarilleo de las hojas de las plántulas de tomate puede superar tanto a los jardineros experimentados como a los novatos.

El amarilleo puede indicar un cuidado inadecuado de las plántulas o indicar la presencia de un hongo.

Lo principal es encontrar las raíces del problema de manera oportuna y solucionar el problema, ya que de lo contrario toda la cosecha está en riesgo.

En este artículo, discutiremos las razones por las que generalmente ocurre el amarilleo y cómo lidiar con este fenómeno desagradable.

Las razones mas comunes

¿Por qué las hojas inferiores de los tomates se secan, las plántulas no crecen, se marchitan y qué hacer en este caso?

Cebado

La abundancia de turba en un sustrato preparado para sembrar semillas puede ralentizar el crecimiento de las plántulas y formar tonos de color amarillo claro en el follaje. también el sustrato debe contener arena y perlitade lo contrario, después del riego, el suelo se convertirá en un bulto pesado que interferirá con el desarrollo normal de las raíces.

Importante. La salinidad del suelo es una de las principales razones del amarillamiento de las hojas de las plántulas de tomate.

Puede detectar un exceso de sal observando manchas blancas y amarillas en la superficie de la tierra. La salazón se produce por agua dura o exceso de fertilizante.

Para resolver el problema con el suelo, deberá trasplantar plántulas, habiendo creado previamente una mezcla de tierra óptima, consta de:

  1. Arena de río lavada - 1 parte.
  2. Tierra de césped -2 ​​partes.
  3. Suelo frondoso o turba - 1 parte.
  4. Perlita - 1 parte.
  5. Sustrato de coco - 1 parte.
  6. Ceniza de madera - 0,5 partes.

La salazón del suelo se trata limpiando el suelo de la superficie (3 centímetros serán suficientes) y rociando con agua de lluvia suave.

Regando

Las plántulas de tomate necesitan un régimen de riego especial. Los requisitos básicos son:

  • Riegos poco frecuentes pero abundantes.
  • Agua tibia.
  • El momento óptimo del día para el procedimiento es por la mañana o por la noche.
  • El agua se vierte debajo de la raíz, evitando el contacto con las hojas.

Las plántulas son igualmente dañinas para un exceso de líquido y su deficiencia.... La humedad estancada priva a las raíces de oxígeno, como resultado de lo cual se forma un color amarillento en las hojas, las raíces se pudren y la fruta tiene un sabor acuoso. La falta de humedad se puede reconocer por las hojas inferiores retorcidas y amarillas de las plántulas, mientras que la parte superior permanece verde, debido a que la planta destina recursos para el desarrollo de nuevas hojas.

Consejo. Para solucionar el problema, es necesario normalizar el flujo de agua aflojando el suelo y regando abundantemente, siempre que se haya secado lo suficiente después del riego anterior.

Comida

Los oligoelementos son un factor muy importante que afecta la salud de la planta y las plántulas en general. De acuerdo con ciertos signos, puede determinar qué es exactamente lo que les falta a las plántulas y proporcionarlo.

  • Potasio... Su deficiencia provoca el amarilleo de los bordes y puntas de las hojas cuando las venas permanecen verdes. Para reponer, puede alimentar las plántulas con sulfato de potasio o humato de potasio.
  • Nitrógeno... Su deficiencia es visible en las puntas y venas amarillentas. Aparece amarillez en las hojas inferiores de las plántulas y las hojas superiores disminuyen de tamaño. Los tratamientos incluyen urea, nitrato de amonio, gordolobo podrido o excrementos de pollo.
  • Calcio... Su ausencia riza y deforma las hojas. Las hojas superiores se vuelven amarillas, mientras que las inferiores permanecen verdes. Puede corregir la situación con nitrato de calcio.
  • Zinc... Su falta hace que las placas de las hojas inferiores sean de color amarillo pálido, como si fueran incoloras. La solución será rociar las hojas de las plántulas con sulfato de zinc.
  • Hierro... Su déficit en la reducción del tamaño de las hojas nuevas. El follaje en la parte superior se vuelve amarillo, con venas abultadas de color verde oscuro. Para compensar la deficiencia, puede agregar quelato de hierro al líquido de riego o rociar las hojas con vitriolo.
  • Magnesio... Su desventaja hace que el borde a lo largo del contorno sea amarillo y deja las venas verdes. La adición de sulfato de magnesio al líquido ayuda.
  • Fósforo... Su falta hace que el tallo y las hojas se vuelvan morados, y la parte superior de las plántulas adquiere un color amarillento. Los problemas se resuelven extrayendo superfosfato.
  • Manganeso... La falta de ella hace que las hojas se vuelvan amarillas y las seque, lo que conduce a que se marchiten y se caigan. Para normalizar la situación, basta con rociar el follaje con sulfato de zinc.

Si faltan varios elementos, cuando el follaje de las plántulas se vuelve amarillo verdoso y el tallo es delgado y alargado, puede usar un fertilizante complejo. Para mejorar la digestibilidad de la alimentación y prevenir quemaduras. el procedimiento de fertilización debe realizarse sobre un sustrato húmedo.

Encendiendo

Las plántulas de tomate aman la luz y reaccionan negativamente al clima nublado prolongado, hasta amarillear.

Para que las plántulas reciban una dosis suficiente de iluminación, se recomienda en casa colocar las plántulas en un alféizar ubicado en el lado soleado.

Además, puede obtener phytolamps especiales que ayudarán a prolongar las horas de luz. Las plantas deben exponerse a la luz durante aproximadamente 12 horas..

Un exceso de luz también es perjudicial, ya que la planta puede quemarse. Además, es por la noche cuando las plántulas absorben los nutrientes y, por lo tanto, no se necesita iluminación artificial en este momento.

Ajuste ceñido

A las plántulas de tomate no les gustan las condiciones de hacinamiento... En ausencia de espacio, las raíces se sienten mal y las plántulas comienzan a marchitarse, lo que se muestra en el follaje amarillento.

Importante... Densidad óptima del material de siembra: entre filas de tomates - al menos 5 cm, y entre plántulas - 2 cm.

Enfermedades

Las enfermedades pueden provocar el amarilleamiento de las hojas de las plántulas, así como la muerte del cultivo. Los más comunes son:

  1. Fusarium... La enfermedad puede reconocerse por el marchitamiento de las hojas inferiores y por el color amarillento de todas las demás hojas y la parte superior de la plántula. Si la planta no se ve completamente afectada por el color amarillento, puede intentar salvarla trasplantándola a un suelo limpio. Si la planta está completamente estropeada, todo lo que queda es tirarla para evitar una mayor propagación de la infección. Rociar con fitospirina también ayuda.
  2. Esquirol... Una enfermedad infecciosa que es muy peligrosa para muchas plantas, incluidos los tomates. Su presencia es evidente por la descomposición del collar de la raíz, el amarillamiento y la caída de las hojas. La planta en su conjunto se vuelve letárgica y se cae. No existe cura para la pata negra, lo principal es tener tiempo para destruir las plántulas infectadas antes de que las bacterias se transfieran a las sanas.
  3. Putrefacción... La humedad excesiva y la falta de calor provocan la aparición de podredumbre. Puede diagnosticarse por amarilleamiento, caída y descomposición de las plantas. Las plántulas enfermas deben arrancarse y desecharse, y las sanas deben trasplantarse.

Matices

A veces, un problema puede ocurrir en determinadas circunstancias y acciones, por ejemplo:

  • Después del trasplante... No importa cuán cuidadosamente se lleve a cabo el trasplante, las plántulas de tomate todavía están estresadas y durante el período de adaptación la fila inferior de hojas será amarillenta. La aclimatación se llevará a cabo pronto.
  • En el alféizar de la ventana... Si el color amarillento se manifestó repentinamente, sin realizar manipulaciones adicionales por parte del jardinero, entonces el asunto puede estar en quemaduras recibidas de la luz solar o una corriente de aire. De lo contrario, debe mirar más de cerca, ya que puede deberse a una enfermedad o una mala nutrición.
  • Después de la selección... No todos los jardineros saben por qué las plántulas de tomate se vuelven amarillas después de la recolección. Para las plántulas, es natural reaccionar con la aparición de color amarillento a este procedimiento, después de 7-10 días todo volverá automáticamente a la normalidad. Para calmarse, puede rociar las plántulas con "Epin".
  • Aterrizando en el suelo... Es importante que las plántulas se adapten a las condiciones ambientales. Demasiados factores tienen un impacto allí: la calidad del suelo, la temperatura, la tierra insuficientemente calentada, etc. El endurecimiento previo de las plántulas ayudará a evitar problemas. Para ello, se puede sacar a la sombra, aumentando cada vez la duración de estar a la sombra, y luego devolviéndola al sol.
  • Campo abierto... En este caso, el color amarillento puede provenir de la falta de nutrientes en el suelo o la presencia de hongos. En tal situación, fertilizar y desinfectar el suelo ayudará, si es necesario tomar estas medidas.
  • Las hojas inferiores de las plántulas se vuelven amarillas... Esto puede suceder por varias razones. Después del trasplante (en caso de ejecución correcta), el amarilleo pasará por sí solo, si es falta de nitrógeno, entonces es necesario proporcionar a las plántulas una nutrición adicional. Además, el efecto del amarilleo de las hojas inferiores se puede observar por altas o bajas temperaturas, o por riego insuficiente.

Importante... Debe controlar cuidadosamente la apariencia de las plántulas, ya que los más mínimos cambios pueden diagnosticar correctamente el problema y tomar medidas oportunas.

En general, las plántulas de tomate necesitan un equilibrio óptimo de luz, temperatura, humedad y suelo nutritivo. La presencia de estas condiciones evitará la aparición de riesgos.

Videos relacionados

Le ofrecemos ver un video sobre por qué las plántulas de tomate se vuelven amarillas y cómo resolver el problema:


Ver el vídeo: DEFICIENCIAS NUTRIMENTALES Y TOXICIDADES EN EL CULTIVO DE TOMATE (Mayo 2021).