También

Un tesoro de vitaminas: coliflor: ¿se puede comer cruda?


La coliflor es muy valorada por su utilidad, su delicado sabor inusual y la interesante forma "rizada" de las inflorescencias.

Esta verdura se come tanto cruda como cocida. En el primer caso, se conserva un máximo de vitaminas y microelementos necesarios para el cuerpo humano.

Este repollo es ideal para las niñas que vigilan su figura, ya que contiene muchos oligoelementos útiles con un contenido calórico mínimo.

Beneficio y daño

La coliflor cruda puede y debe consumirse, Dado que 100 g del producto representan solo 30 kcal, y cuando se agrega a los platos de carne como guarnición, el repollo mejora la digestión y sacia el cuerpo más rápido. Este cultivo de hortalizas es un depósito de nutrientes:

  • rico en fibra;
  • una cantidad suficiente de proteína vegetal;
  • ingesta diaria de vitamina C;
  • vitaminas de varios grupos;
  • micro y macro elementos: hierro, fósforo, potasio, selenio, etc.;
  • el producto contiene vitamina U poco común, que participa en varios procesos bioquímicos del cuerpo humano.

Este producto es indispensable para quienes están perdiendo peso: reemplazando las guarniciones con ellas un par de veces a la semana, no puede temer que aparezcan kilos de más. Una ventaja adicional de comer coliflor cruda es su efecto desintoxicante: la eliminación de toxinas innecesarias de forma natural, debido al contenido de fibra dietética gruesa.

Casi una gama completa de vitaminas ayuda a aumentar la inmunidad, el ácido fólico apoya la salud del cuerpo femenino.

Tal saturación con varios elementos también tiene una desventaja: el uso de coliflor cruda debe limitarse a personas que padecen úlceras de estómago, ya que el producto promueve la secreción de jugo gástrico. También debe mostrar moderación en los ancianos y personas con gota, debido al alto contenido de purinas.

Criterios para elegir un cultivo de hortalizas para consumo en fresco.

Para aprovechar al máximo la composición de la coliflor, hay algunas pautas de compra simples a seguir:

  • las hojas de la planta son fuertes y frescas;
  • ausencia de puntos negros, signos de podredumbre, moho;
  • la col debe ser de tamaño mediano, pesada y firme.

En casa, la verdura se puede almacenar en un recipiente al vacío en el compartimento de verduras o en el congelador. Es importante evitar la acumulación de humedad ya que se forma moho.

¿Cómo cocinar?

Antes de comer o cocinar directamente, el repollo debe dividirse en pequeñas inflorescencias y enjuagarse bien. Puede aprovechar al máximo la combinación de repollo con pimientos y hierbas. A los fanáticos de las verduras frescas, especialmente en verano, les encantará una ensalada ligera de coliflor, queso, huevos y pepinos (puede obtener más información sobre las recetas de ensaladas de coliflor aquí).

Ingredientes:

  • 380 g de coliflor cruda;
  • 2 pepinos frescos de tamaño mediano;
  • 4 huevos;
  • 100 g de queso duro;
  • 2 cucharadas crema agria 10-15%;
  • 3 ramitas de eneldo fresco;
  • sal y pimienta.

Preparación:

  1. Es necesario seleccionar una cabeza de repollo fuerte de buena calidad, romper en inflorescencias y enjuagar.
  2. Lave los pepinos y córtelos en cubos pequeños.
  3. Corta el queso en cubos o en rodajas, puedes rallarlo.
  4. Pelar los huevos duros, cortarlos en trozos pequeños.
  5. Mezclar los ingredientes, sazonar con crema agria, eneldo lavado finamente picado, espolvorear con sal y pimienta al gusto.

Para los fanáticos de las combinaciones y experimentos interesantes, se adaptará la coliflor cruda con un aderezo picante.

Para preparar un refrigerio ligero necesitará:

  • 400 g de repollo fresco;
  • 100 g de nueces;
  • 2-3 ramitas de perejil fresco.

Ingredientes para la salsa:

  • 2 cucharadas aceite de oliva;
  • 2 cucharadas salsa de soja;
  • 2 dientes de ajo;
  • 1 cucharada Sáhara;
  • 1 cucharadita jugo de limon.

Preparación:

  1. Desmontar la coliflor en inflorescencias, lavar y secar bien, poner en un recipiente hondo.
  2. En una cacerola en la estufa, combine todos los ingredientes de la salsa y revuelva hasta que quede suave. ¡No hierva!
  3. Agregue nueces finamente picadas y verduras lavadas picadas a la marinada caliente, mezcle.
  4. Combine las inflorescencias de repollo con la marinada y mezcle suavemente.
  5. Deje reposar el aperitivo.

Un plato inusual, saludable y sabroso está listo. La coliflor combina bien con muchas verduras, aves, quesos, hierbas, etc.... Los platos elaborados con él son frescos, crujientes y extremadamente ricos en vitaminas.

Conclusión

El consumo moderado del producto contribuye a: mejorar el organismo, mejorar la digestión, aumentar la inmunidad y reducir el riesgo de diversas enfermedades.

La coliflor se come cruda y cocida y se puede combinar en una variedad de sabores. Diversificar su dieta con él, siguiendo las recomendaciones anteriores, será de utilidad para toda la familia.


Ver el vídeo: En la Cocina con Gerónimo - Programa completo 7 Agosto 2020 (Julio 2021).