Flores

Flores de papel de bricolaje


Consideraciones preliminares


Las flores de papel de bricolaje no son difíciles de hacer, y con un poco de práctica y habilidad, podrás crear trabajos extremadamente interesantes, con los que embellecer y decorar el hogar y los diversos accesorios de decoración. Para crear una flor muy simple que también se pueda usar como guía, proceda de la siguiente manera: en el papel se dibujan rectángulos de aproximadamente 4x6 cm, y después de haberlos cortado cuidadosamente, se apilan uno encima del otro, compensando los bordes. En este punto, la estructura se mantiene unida apretando la base común de los rectángulos con un pequeño elástico. Para ocultar el punto de unión, cubra esta área con cinta floral verde. Ahora iremos a tomar el tallo, que consiste en un tallo de plástico o bambú ligero, y con una pizca de pegamento caliente se fijará la flor hecha anteriormente. El arte de hacer flores de papel no es costoso. De hecho, puede comprar el material que necesita en centros de bricolaje y jardinería, incluso a precios moderados. El equipo básico incluye varios papeles de diferente consistencia, como el tejido muy ligero e impalpable, la crepe más rústica y el papel de origami refinado, que es un poco más caro y difícil de manejar que los dos primeros, pero seguramente da los mejores resultados Será útil tener tijeras, una regla, lápices suaves, cinta adhesiva transparente, cinta de doble cara y bandas elásticas. El tallo de las flores se puede convertir en palos ya preparados con látex, madera clara o bambú, dependiendo del efecto final que desee lograr. Para ensamblar las diversas piezas, necesitará una pistola de pegamento caliente.

Como hacer un ramo de flores de papel



Una de las composiciones florales florales más simples es sin duda el ramo. Para hacer uno a base de lirios, delicado y refinado, necesitará obtener hojas de papel de seda blanco o, alternativamente, en un color pastel rosado, de alambre de cobre muy claro, una cinta de florista y una hoja de satén de 5 metros de altura. El trabajo comienza cortando siete pétalos redondeados del papel de seda y superpuestos entre sí, asegurándose de que cada parte redonda sea claramente visible con respecto a las demás. Proceda doblando la pila de pétalos sobre sí misma y fijándola a la base con un pequeño trozo de alambre de cobre. Luego modelaremos la parte más externa de la corola con nuestros dedos para crear movimiento. Con el mismo procedimiento, se realizarán todos los lirios necesarios para completar el ramo. En este punto, todas las flores están pegadas a una base ovoide con pegamento caliente, sin dejar huecos. Al final del proceso, envolveremos la cinta de raso alrededor de los hilos de cobre restantes y la cerraremos con un bonito nudo y un lazo suave.

Una crêpe calla



Incluso la crepe es una textura muy popular para el arte floral. Para hacer una cala, se deben dibujar dos círculos de aproximadamente 4 cm de diámetro en el papel. Después de cortarlos, moverá suavemente la parte superior de cada círculo, tirando el papel entre los dedos, teniendo cuidado de no deformarlo. Luego se cortan 10 cm de alambre de cobre con las pinzas. Ahora superpondremos los dos círculos, agarrándolos en el medio entre dos dedos. La mitad del cable se dobla alrededor de la junta y cada extremo se enrolla bien. Proceda doblando la parte inferior de cada pétalo superior. En este punto, la forma de un vaso se corta en el papel, y luego se aplica el pegamento en un lado con un cepillo pequeño y se envuelve el vidrio alrededor de la base del pétalo con las puntas hacia arriba para dar una apariencia natural. Después de fijar la corola a un tallo largo de plástico verde, se completará insertando hojas y un velo de brillo en algún pétalo.

Flores de papel de bricolaje: cómo se conservan y cuidan las flores de papel


Las flores de papel, como cualquier otro elemento decorativo, necesitan cuidados y atención especiales. Para cada tipo de papel, no se debe usar absolutamente ningún detergente de limpieza. Simplemente eliminaremos la parte superior del polvo espolvoreando la composición con un edredón ligero. Si necesita una intervención de mayor entidad, utilice el chorro del secador de pelo, a la velocidad mínima y a la temperatura más baja, para pasar rápidamente al área interesada. Las flores de papel muy elaboradas para las que se gasta un esfuerzo particular, se pueden guardar en un cristal o en una vitrina, para que no se impregnen de polvo y suciedad, y permanezcan intactas con el tiempo. Si nota que un trozo de papel está perdiendo consistencia, es una buena idea colocar alambres de cobre invisibles en puntos estratégicos, para elevar su forma o endurecerlo al dispensar una cantidad muy pequeña de pintura en aerosol sobre la flor, teniendo cuidado de sostener la lata. a 20 cm de distancia. Finalmente, es útil recordar que estos adornos nunca deben colocarse en áreas húmedas, ni en lugares que sean demasiado calientes o demasiado fríos, y sobre todo mantenerse alejados de la exposición directa a los rayos del sol, ya que esto podría causar que sus estructuras se sequen irreparablemente. El lugar ideal es un área fresca y seca, parcialmente iluminada por el sol y ni siquiera sujeta a cambios climáticos repentinos.