Muebles de jardin

Mantenimiento de jardines


Mantenimiento de jardines


El jardín requiere un compromiso constante y un mantenimiento continuo, la paciencia, el conocimiento y sobre todo la pasión por la naturaleza son necesarios. Siempre hay algo que hacer dentro de un huerto o huerta y es importante que cada operación se realice correctamente. Riegue y verifique el correcto funcionamiento del sistema de riego, fertilice el suelo, elimine las malas hierbas y las hojas secas, corte el césped, pode las ramas, son solo algunos ejemplos de lo difícil que puede ser realizar el mantenimiento adecuado del jardín. Afortunadamente, las herramientas necesarias para llevar a cabo todas las operaciones de mantenimiento necesarias están disponibles en el mercado y la tecnología también es útil con sistemas automatizados como robots para el cuidado del césped y herramientas construidas con materiales cada vez más resistentes y de vanguardia.

Poda



Es una operación que forma parte del mantenimiento ordinario de cada jardín. La poda, además de favorecer el crecimiento de las plantas, previene la propagación de enfermedades e infecciones que afectan algunas partes de la planta; a veces es la única forma de evitar que estas enfermedades se propaguen por el sistema circulatorio. Es preferible llevar a cabo esta operación durante la fase adulta o productiva de la planta o en el período en que comienza a producir el fruto. Podar una planta en los primeros años de su vida puede afectar su floración en el futuro. Existen diferentes tipos de poda, cada uno de los cuales cumple una determinada función: la poda de reproducción determina el tipo de crecimiento de la planta al reducir la longitud de las ramas; la poda de producción regula la fructificación cortando los brotes; la poda del rejuvenecimiento sirve para alargar la vida de la planta mediante la eliminación de las partes enfermas; Con la poda de restauración, la planta siempre tiene una forma perfecta cortando hojas secas del follaje y ramas rotas; la poda de trasplantes es útil para eliminar raíces enfermas o dañadas; la poda verde generalmente se lleva a cabo a fines de la primavera y tiene el propósito de garantizar una mayor nutrición de los frutos al eliminar la vegetación innecesaria en algunas especies de plantas y árboles; La poda en seco o en invierno se lleva a cabo al final del invierno para evitar que las partes dañadas por las heladas se enfermen.

Eliminar las malas hierbas



Desafortunadamente, la hierba mala nunca muere y es por eso que no hay remedios efectivos para eliminar permanentemente el musgo y las malas hierbas del césped y los jardines.Las semillas esparcidas por el viento continuamente originan nuevas plantas que crecen rápidamente, desfigurando el paisaje y a veces Dañando la vegetación circundante. Además de prevenir las causas que favorecen la proliferación de malezas, como el estancamiento del agua, es aconsejable ser paciente y eliminar manualmente las plantas no deseadas también con la ayuda de molinos especiales que están fácilmente disponibles en el mercado y pueden eliminar incluso los retoños más resistentes. Otro remedio podría ser el uso de herbicidas y herbicidas, que son productos químicos diseñados para resolver el problema rápidamente. Aunque existen herbicidas naturales, los herbicidas más efectivos contienen agentes químicos capaces de matar los microorganismos presentes en las capas superficiales del suelo, haciendo que estos últimos sean fácilmente perecederos o incluso no disponibles.

Mantenimiento de jardines: protección contra plagas


Las plantas están sujetas al ataque de plagas que se alimentan de su savia para sobrevivir. Una de las plagas más peligrosas y generalizadas es la cochinilla, un animal pequeño que puede dañar tanto las plantas en macetas como los árboles grandes al atacar hojas, frutas, ramas, tallos y raíces. Este pequeño insecto se adhiere a la planta chupando los jugos de vegetales hasta que muere por una deficiencia linfática. Pero las plantas de jardín están sujetas al ataque de muchos tipos de pulgones o piojos que solo se pueden eliminar mediante el uso de soluciones insecticidas especiales. Las plantas y los árboles más grandes pueden limpiarse de las plagas con la ayuda de cepillos especiales con cerdas de acero antes de rociarse con soluciones insecticidas adecuadas. Para plantas en macetas y plantas ornamentales más delicadas, es aconsejable lavarlas a fondo con una esponja empapada en una solución de insecticida. Otra amenaza puede provenir de las orugas y las larvas de insectos que se alimentan de hojas, flores y raíces y de algunos insectos como las moscas que se alimentan de jugos de vegetales o ponen sus huevos dentro de la fruta. El único remedio para combatir los insectos y sus larvas es usar medicamentos específicos que están muy extendidos entre otros. Es aconsejable manipular los insecticidas con extremo cuidado dada su toxicidad y veneno, además, estas sustancias pueden ser absorbidas por la planta y entrar en su ciclo linfático. Por lo tanto, debemos seguir cuidadosamente las instrucciones proporcionadas por los fabricantes.